YOGA, DESÓRDENES DEL HUMOR Y OTRAS CONDICIONES (¿EN REALIDAD PUEDE AYUDAR EN ALGO?)

Yoga, yoga, yoga, pareciera que sin importar a que lado ves siempre hay alguien en algún lado practicando yoga. ¿Qué es lo que es tan especial de esta práctica? ¿A caso hay algo especial? ¿Podemos ser objetivos o es todo metafísica?

Estos son el tipo de preguntas que emergen de la mente de muchos de ustedes que desean practicar yoga o que desean estudiar los supuestos efectos del yoga como medicina o terapia.

Cómo soy psicóloga empecemos por ahí. ¿Puede el yoga ser usado para curar las enfermedades mentales? Bueno, primero que todo, cualquier cosa que una persona en terapia te diga que le ayuda es de hecho útil, incluso sacar a pasear a tu perro puede generar bienestar ¿Pero es eso suficiente prueba? ¿Es esa la única terapia que vamos a sugerir? Volvámonos académicos unos segundos, la terapia que es más utilizada en la actualidad es la CBT (Cognitive Behaviour Therapy) o en Español, Cognitivo Conductual. La premisa es que la conducta es un producto de nuestros pensamientos y consecuentemente si cambiamos nuestros pensamientos entonces podemos cambiar la conducta patológica y los sentimientos y emociones que vienen con ese tipo de conducta y pensamiento. Aunque valga aclarar que hacer eso no es una tarea fácil.

Tu forma de ser es un producto de patrones muy fuertemente establecidos y la mayoría de ellos son inconscientes. Tendrás que crear nuevos patrones y deshacerte de tus creencias limitantes, pensamientos irracionales y automáticos, pero te repito estos son inconscientes. Entonces el trabajo de un terapeuta será ayudar a una persona a entender la forma en que él/ella piensa y entrenar un nuevo comportamiento. El yoga puede ser de utilidad en ambos factores.

(YOGA) AYUDA A ENTRENAR EL SISTEMA PARASIMPÁTICO

Yoga es una filosofía y debido a ello puede ayudar a ver el mundo en una forma diferente. Puede proveer propósito y significado, elementos que en muchas ocasiones se encuentran escasos en las personas que sufren de una enfermedad mental y la verdad que no solo en ellas también en cualquier ser humano que esté sufriendo. El yoga también se parece a las técnicas utilizadas en la escuela psicológica del conductismo, como la relajación progresiva y la desensibilización sistemática. Lo que estas técnicas tienen en común con yoga es que ambas entrenan el sistema nervioso parasimpático. Así que un terapeuta puede perfectamente sugerirte que practiques yoga para ayudar a manejar con los síntomas que estimulan negativamente tu sistema nervioso autónomo, al cual forma parte el sistema mencionado con anterioridad.

Ok, tomémonos un segundo y desglosemos este asunto. Muchos de ustedes están familiarizados con la forma en que estos sistemas trabajan, pero de igual manera muchos de ustedes no. En cualquier caso, revisémoslo para que podamos sacar nuestras propias conclusiones. Hay muchas funciones corporales que no pasan por tu cerebro que a su vez forman parte de nuestro sistema nervioso central, en vez de ello dichas funciones son reguladas por el sistema nervioso automático, ejemplos de ello los conforman los procesos digestivos, la circulación sanguínea, la respiración etc. Cuando tu cuerpo se expone a un estresor, tu sistema nervioso simpático (SNS) toma el mando y pone a tu cuerpo en estado de huida o pelea. Esto causa cambios corporales, por ejemplo:  tu mecanismo de sudor se activa, tu respiración se vuelve más rápida, tu temperatura corporal aumenta, tus pupilas se dilatan etc. Tu cuerpo está listo o para enfrentar la situación o para salir huyendo de ella y colocarte en un lugar seguro. Después de haber manejado el estresor tu sistema nervioso parasimpático (SNP) toma el mando. Empieza a enfriar el cuerpo, a descender tu ritmo cardíaco, a hacer lenta tu respiración, en otras palabras, comienza a relajar tu cuerpo ahora que el peligro ha pasado, así es como se supone que debe funcionar. Ambos sistemas son importantes, tú necesitas estrés para poder crecer en igual medida que necesitas relajarte.

ES UNA ELOCUENTE DANZA ENTRE AMBOS SISTEMAS

En un mundo perfecto eso es lo que ocurriría, después del estrés viene la relajación. Pero cuando tienes una enfermedad mental que tiene síntomas como cambios de humor o ansiedad, lo que sucede es que tu cuerpo entonces vive en un estado perenne de estrés y en la mayoría de los casos interpreta situaciones neutrales como peligrosas y eso activa tu sistema simpático, que se sobreestimula porque estás estresado todo el tiempo. Debido a que en Power Yoga se te enseña a respirar conscientemente, la mayor parte del tiempo usando la respiración ujjayi, te estas entrenando a activar tu SNP, lo cual es un salvavida para la gente con un SNS sobreestimulado. Los resultados serán un descenso de los síntomas relacionados a la ansiedad, podrás dormir mejor, manejar tus cambios de humor más eficientemente y recuperar control de la calidad de tu vida.

Lo que sucede con episodios constantes de estrés, es que el cortisol, la hormona del estrés, se activa y cuando los niveles de su producción dejan de ser normales, eso tiene un tremendo efecto en muchas funciones corporales, por ejemplo: tiene incidencia en como tu cuerpo almacena la grasa, en como tu cuerpo metaboliza la energía (en casos severos tus niveles de cortisol le dirán a tu cuerpo que use a tus músculos como fuente de energía), tus procesos digestivos, tu ritmo circadiano y también afecta a los neurotransmisores.

El Power Yoga es muy útil porque prioriza el estar presente dentro de la práctica, esto a su vez es una cualidad de estar relajado, física y mentalmente. Cuando estás presente y tienes tu SPS activado tus niveles de cortisol decrecen, así que la mala influencia que este tiene en las muchas funciones corporales también descienden. Para la gente con enfermedades mentales se trata de una gran noticia, especialmente por lo que le pasa a los neurotransmisores cuando no están bajo la influencia negativa de los niveles anormales del cortisol. Los niveles de serotonina, por ejemplo, pueden regresar a ser normales otra vez y eso tiene un impacto en los cambios de humor que una persona esté experimentando, puesto que les ayuda a estabilizarse.

El Power yoga deriva del Astanga yoga y durante la práctica física se enfoca en crear calor a través de: concentración, contracción estática, bandas, respiración y flow. Todos estos elementos requieren que el practicante esté presente, que se concentre, que conecte la respiración a la actividad mental. Después de practicar por un tiempo una persona puede comenzar a sentirse cómoda al no moverse, al simplemente estar quieta, física y mentalmente. ¿Puedes imaginarte como sería eso para alguien cuyos pensamientos lo torturan y lo hacen sentir inquieto? Sí, así es, sería como una pastilla mágica.

Las razones arriba son algunas de las que prueban que demuestran que hay una conexión entre salud mental y yoga y sobre como puede ser utilizado en el tratamiento de algunas enfermedades mentales.

…SU CEREBRO NO PRESENTABA COMPORTAMIENTO ANORMAL

Un par de años atrás traté a un hermoso niño que fue descrito como hiperactivo por sus padres, aunque su neurólogo había dicho que su cerebro no presentaba un comportamiento anormal. Ese mismo doctor me pidió que lo tratara. Yo diseñé una terapia de juego utilizando el yoga como herramienta. La terapia era compleja en el sentido que utilicé muchas técnicas, así que no puedo y tampoco voy a señalar el yoga como la gran mágica solución en ese caso. Todo lo que voy a decir es que ese niño se memorizó Surya Namaskare A y B, y aprendió a practicar respiración profunda y para el final de nuestros meses juntos él era todavía un niño lleno de energía pero un niño que había mejorado su capacidad de atención para aprender cosas nuevas y que además utilizó la respiración para ayudar a un compañero de clases de 8 años que estaba llorando, como me lo dijo una vez.

Así que si, pienso que el yoga es una excelente herramienta para uso clínicos y no solo por enfermedades mentales. Debido a la estimulación en el sistema muscular y esquelético, el yoga puede ser utilizado para muchos tipos de condiciones. La forma en que el power yoga fortalece y estira los músculos, lo convierte en una herramienta perfecta para sanar lesiones, muchas de las cuales son causadas por desbalances estructurales o musculares. Al mismo tiempo estimula ambos hemisferios cerebrales al hacerte tratar ambas partes de tu cuerpo equitativamente, lo cual prueba ser de beneficio para manejar muchas condiciones que van desde dificultades de aprendizaje (las cuales presentan una empobrecida comunicación entre ambos hemisferios), hasta enfermedades neuromusculares como el Parkinson o el síndrome de Guillian-Barré. Incluso el yoga ayuda con el Parkinson porque desciende los niveles de cortisol y eso mejora los niveles de serotonina en el cuerpo, neurotransmisor que sufre debido a la enfermedad.

También deberías de recordar que el yoga no es una práctica de alto impacto (aunque tenemos niveles avanzados) pero que a pesar de ello es una práctica que mejora tu capacidad aeróbica debido a los ejercicios de respiración. Como no es de alto impacto puede ser desarrollado para ayudar a personas que no pueden ejercitarse normalmente debido a condiciones varias por ejemplo: las enfermedades metabólicas (hipotiroidismo, hipertiroidismo, diabetes, síndrome de fatiga crónica etc.) Enfermedades como estas mejoran significativamente cuando agregas ejercicio y el yoga es una buena opción para empezar debido a su naturaleza suave, aunque debo de aclarar que el Power Yoga es más activo así que al iniciar deberías de tomar una clase de beginner e ir a tu propio ritmo.

Recuerda que las condiciones metabólicas pueden irrumpir tu salud hormonal, así que el yoga es útil por la forma en que impacta en los niveles de cortisol, aunque no debería ser sustituto para tratamiento médico. Yo he vivido con hipotiroidismo por casi 6 años y sé de lo que estoy hablando.

Como pensamiento final diré que debido a estas características, creo que el yoga puede ser utilizado como una útil herramienta para ámbitos médicos y puede ser utilizado diariamente para mejorar la condición física y la calidad de nuestra salud mental, lo que lo convierte en la herramienta de prevención perfecta. Hay muchos elementos positivos y pocos negativos (por no decir ninguno) sobre esta hermosa filosofía y práctica, lo que la convierte en una inversión inteligente. ¿A caso no es esto lo que buscas cuando te dedicas a mejorar tu vida?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

two × 1 =